lunes, 16 de septiembre de 2019

Más septiembre


El casco de una moto,
una mosca cojonera.
La gaviota que se confía y rompe cinco vasos.
Un mendigo que solo viene a molestar.
Medio mundo, que lo ignora.
Olor a pies y a baño,
se mezclan con el de mi guiso,
que hoy está más bueno que nunca.

lunes, 2 de septiembre de 2019

Septiembre

Lo que se lleva este año
son los bolsos de rafia
el que tengas un buen finde
las sandalias con pompones;
morder la rodaja de limón del refresco
beber cerveza,
estornudar.
Seguir poniendo morritos.
Y los ojos llorosos,

como de haber vivido mucho.

viernes, 16 de agosto de 2019

Más agosto


El líquido de la pantalla
resbala por el dedo.
Lo deslizo
 y arrastro el día que no vi venir,
que es un viejo león agotado.

viernes, 2 de agosto de 2019

Agosto


Mientras ella gira
y gira
sobre el taburete,
el chico la mira,
rojísimo,
y vuelca su deseo
en devorar un filete
con una sonrisa amplísima.
Esas piernas morenas
son mucho más de lo que necesita
para pasar la semana.

martes, 16 de julio de 2019

Más julio


Toda esa grasa
mancha el salvamanteles
y se desparrama sobre el mapa de Galicia.
El azucarillo que no me tomo,
los taburetes,
la falta de clientes a la hora de la siesta,
un corcho que sobresale demasiado
y que pretende estallar como un fuego artificial.
El precio de los helados,
ya inasumible.
Esa neverita de zumos Granini
que tanto me gusta
y una señora que come rodajas de tomate,
a mi espalda.
Bajo la tele, un extintor
más que aburrido.

martes, 2 de julio de 2019

Julio


Un cruasán,
el plato blanco
con su montoncito de servilletas,
negras,
plegadas encima.
Cuatro hombres viendo el fútbol
y una idea para un poema,
que surge
como el ruido de una cucharilla que cae al suelo,
como un sobre de ketchup
que exprimo sobre la música aleatoria de YouTube.
El verano, la cafetera, los saleros en fila.
Un final para un día,
que ya no necesito.

domingo, 16 de junio de 2019

Más junio


El colegio terminó
y ahora quieren vacaciones.
Pero el sol no corresponde a la estación
y hace lo que le da la gana.
Ya nunca saldré de casa
sin un paragüas, 
mi indiferencia
y un día laborable más.

Más junio


Un mosquito sobrevuela el vaso
y cae en el alcohol.
No le importa el calor,
ni adentrarse en la negrura
de una noche
a la que ya se le cierran los párpados;
que camufla mi camino,
de regreso a casa.
Apenas es madrugada
y ya ha muerto.