martes, 8 de junio de 2021

Sexo puro

Miro al suelo y contemplo la "obscenidad".  



La fotografío para demostrar que es cierta, 
que también está ahí. 





                             Y que pasa totalmente 
desapercibida.










La cosa se complica cuando la evidenciamos.

Coño: Lupita Hard

Se tuerce cuando en vez de dibujar una polla, o sea lo normal que es lo de siempre, se retrata un coño, para que también se le ponga cara y podamos saludarlo por la calle.
Al fin.

Es entonces cuando lo obsceno pierde su inocencia y ataca a un individuo, que parece no soportar el placer que habita en ese inmenso chocho rosa. 
Por eso le hace una ablación en amarillo, para ver si duele más.



No lo ha conseguido. Basta mirar de nuevo ese chumino vibrante para quitarle los puntos y ver cómo palpita. Quizá sea porque lo llevas entre las piernas. Porque te dice: "yo también estoy aquí. Fíjate. Sigo con vida."

1 comentario: